domingo, 28 de octubre de 2007

No tiene nombre, por Javier Mouratoglou

El siguiente es un escrito realizado por el ya conocido Javier Mouratoglou. Nos cuenta mediante un ejemplo extremista la grandeza de la naturaleza del hombre de que siempre es bueno relacionarse con los semejantes ya que suele ser muy positivo. Por lo tanto, hay que romper silencios que aturden.
Él lo cuenta con un ejemplo para nada agradable, pero lo lleva a tal extremo para describir hasta qué punto los seres humanos se realizan o deberían realizarse favores sin importar el costo de los mismos, y sobretodo si hay amistad.

Jorge:-Tengo ganas de matar (le dice Jorge a su hermano menor),
tengo muchas ganas de matar, nunca mate a nadie y hoy tengo ganas de matar.
Siento en mi interior que hoy es el día para matar,
no quiero que te asustes ni nada pero es mi realidad.
Hoy me encuentro con ganas de matar, simplemente ganas de matar.
Es mas creo voy a matar a alguien, si no, no estaría haciendo lo que siento,
y hoy siento ganas de matar.
Perdóname hermano mió, no es mi intención asustarte,
es que simplemente te comento lo que hoy quiero hacer.
Yo se que vos quizás estés en desacuerdo conmigo, pero yo tengo ganas de matar!
Ayer tenía ganas de correr, hoy tengo ganas de matar;
no es que sea un loco, o alguien malvado, es que tengo ganas y lo voy a hacer.
No es que todos los días voy a tener ganas de matar, pero hoy si,
y tengo que hacerlo, no me puedo engañar a mi mismo.
Vos quizás no entiendas hermano, pero yo no te comento esto para que entiendas,
simplemente te lo comento porque quise comentártelo.
Bueno hermano, me voy tengo que matar a alguien nos vemos.

Da media vuelta, mira de reojo a su hermano y comienza a irse.

Hermano:- espera! Espera un segundo. Mátame a mí!
Yo tengo ganas de morirme, por favor mátame a mí.
Yo se que va a ser difícil matar a tu hermano, pero vos tenes ganas de matar,
y yo tengo ganas de morir; mátame a mí!
Yo se que esto que te estoy planteando no lo entiendas, y no quiero que lo entiendas, no quiero que me compadezcas, ni que trates de resolver mi problema, solo quiero que me mates, porque yo me quiero morir y vos tenes ganas de matar.
Yo no me animo a matarme, porque yo no quiero matar, pero vos si, yo me quiero morir, me quiero morir y quiero que vos me mates.



Siempre hay alguien que quiere algo, que te facilita hacer lo que vos querés.

2 comentarios:

El Aleph de Charly dijo...

uauuuu... que bueno... de la calidad del silencio.... esto si que aturde javier...
Estoy comentando juste depues de haberlo leido solo una vez y me gusto mucho la idea... simplemente queria expresar eso... como primer efecto el que sufri fue ese... el de que en mi cabeza se rompio algo y ahora voy a ver que es... muy buen ejemplo jajaja...
me gusto

Sandra Gastaldi dijo...

Javi!! Esta es miss sandru de Academia Arguello...bueno, baby, me impacto tu cuento, script?? que es?? Bien, aprovecho esta oportunidad para invitarte a participar con esto u otro cuento o lo que tengas escrito para mostrar en VENI PARA ALLA 07, queres??
Espero que si!
Sandru
sandragastaldi@ciudad.com.ar