martes, 13 de noviembre de 2007

En envase chico

Algunos la habrán encontrado sobre un escritorio en algún centro cultural. Otros quizás la hayan visto en manos de un amigo o dando vueltas por los pasillos de una universidad. Todos, sin duda, se habrán detenido a mirarla, a sacarla de esa cajita que emula una lata de sardinas para explorarla por dentro.

Se trata de Dadá Mini, una nueva publicación cultural que por estos días comienza a circular por las calles de Córdoba. La revista, cuyo diseño gráfico y factura la convierten en un objeto de esos que vale la pena guardar, “fue el resultado de la búsqueda por un espacio de liberación artística para jóvenes como nosotros, que no se conforman con ver pasar las horas frente a ellos”, explica su director, Nicolás Cacciavilani.

Resulta inevitable no pedirles una explicación que fundamente el nombre que eligieron a la hora de bautizar el proyecto: “Se le ocurrió a mi hermano”, dice Nicolás antes de afirmar que surgió como una suerte de reflexión acerca de lo que para ellos representa el “verdadero” arte: “La reconstrucción constante, la búsqueda, la anarquía”. Luego, completa la definición utilizando palabras como sacrificio, alegría.

Con esta iniciativa, los chicos de Dadá Mini se proponen motivar y difundir la producción artística local, abrir un espacio para que todas las expresiones que nacen en Córdoba puedan enunciarse y contagiar de entusiasmo a la ciudad. “Las ideas que no se escuchan son ideas que mueren”, sentencia Nicolás.

Multifacética. Si bien la edición tiene formato pequeño, a nivel de contenidos Dadá Mini es un proyecto ambicioso. Cuentas con diez secciones fijas, cada una con un fundamento creativo muy especial: “La Colección”, por ejemplo, presenta una selección de objetos que escapan a lo que habitualmente se encuentra en el mercado cordobés, “En Escena”, se ocupa de la actividad teatral de la ciudad, “15 Minutos”, exhibe entrevistas a músicos locales mientras que “El Cuarto Blanco” expone el trabajo de algún artista cordobés. La publicación se completa con otras secciones como “Lugares Con Concepto”, “Comic Cordobés”, “Súper 8” (sobre cine), “Platos Para Escuchar” y “Portfolio”. De todas, acaso la más original es “Con Sin Conciencia”, espacio que alberga cuentos que han sido creados partir de la técnica de escritura convulsa: “Enviamos un sobre con tres objetos al azar que actúen sobre las sensaciones, el escritor lo abre y tiene plazo de dos días para enviarnos un cuento y tres objetos nuevos para continuar la cadena”, revela Nicolás. “La idea es dar inicio a los cuentos, pero dejar que se vayan construyendo solos”, concluye.

Quiero una. Dadá Mini es gratuita y tiene una tirada de 5 mil ejemplares mensuales. A partir del 5 de cada mes, estará disponible en centros culturales de Nueva Córdoba y Centro, Barrio Jardín, Cofico y Alta Córdoba, General Paz, Urca, Cerro de las Rosas y Argüello. Además, será repartida en todas las universidades y puede ser adquirida mediante suscripción (por 50 pesos al año).

Quiénes la hacen. La revista es una creación de Nicolás y Guillermo Cacciavilani, Luciana Ferral, encargada de las relaciones públicas y la organización de eventos, y Santiago Buffalo, a cargo de las relaciones comerciales y el marketing. Podés ponerte en contacto con ellos por e-mail (info@dadamini.com o arte@dadamini.com) y por teléfono al 0351 156643009. Si querés suscribirte, enviá un correo a: dameuna@dadamini.com.

3 comentarios:

El Aleph de Charly dijo...

que buena idea... que inspirador tanto entusiasmo..
me gusta... me gusta cuando las ideas tiene amigos... querría leer un ejemplar de dada mini

Anónimo dijo...

uf...alta frase nene!!jeje_!! como q vino justo para mi!! xd!

los mayores d ls exitos chicos, ! suena a lo copado dl año!! espero q asi lo sea!! dsde ya qe qiero mi DADA MINI!!
suena ma s q interesante!!
exitos en cantidades !!!
coparia poder ayudar en algo!!
te veo guille!!
martincho!!_

Anónimo dijo...

www.dadamini.com